Entrevista a Salvador de Jesús Cabrera, Director Ejecutivo de la Corporación Educativa Minuto de Dios

IMG-20160830-WA0048

La Corporación Educativa Minuto de Dios desde 1958 atiende las necesidades de formación integral de niños, niñas y jóvenes en Colombia. Actualmente cuenta con más de 120.000 estudiantes, es por ello que, Corresponsables entrevistó a su director ejecutivo, Salvador de Jesús Cabrera quien habló de  la labor de cara al nuevo horizonte de paz en el país y cómo la corporación ha empezado a trabajar en temas de construcción de relaciones pacíficas mediadas por la sana convivencia en las comunidades más vulnerables del país.  

¿En qué consiste el proyecto de Semilleros de Paz que la Corporación desarrolla en las comunidades de Colombia?

Esta estrategia pretende formar multiplicadores de acciones concretas de paz y sana convivencia. Nuestro fundador, el padre Rafael García-Herreros, fue un amante de la paz toda su vida y por eso el Minuto de Dios no maneja la paz como algo coyuntural o una moda del momento, sino que toda la vida hemos venido trabajando para que haya sana convivencia en las comunidades que permita luchar por la promoción social ascendente, todo esto siempre a la luz del evangelio con los principios fundamentales del amor, la justicia y la solidaridad.

¿Cuáles pilares cree que son los fundamentales para trabajar en temas de construcción de paz y sana convivencia?

Nosotros sistematizamos las enseñanzas que nos dio el padre Rafael García Herreros, quien escribió un libro titulado “Constructores de Paz”. Trabajamos sus preceptos de una manera pedagógica con estrategias consignadas en un material que parte de 3 componentes básicos: 1. Prevención, 2. Acompañamiento y 3. Transformación.

En cuanto al componente de Prevención tomamos como base los conocimientos y saberes que cada persona tiene, como su historia de vida, sus tradiciones y cultura que  dependen del lugar en donde nació y la comunidad donde se haya criado, porque en ocasiones algunas  personas tienen imaginarios de convivencia que justifican la agresión, es por ello que esta línea pretende deslegitimizar aquellas acciones que no favorecen la sana convivencia.

 En este sentido comenzamos trabajando en el entorno más cercano, es decir: con los padres, hermanos, familiares y amigos para favorecer la construcción de relaciones basadas en el establecimiento de acuerdos que permitan vivenciar una cultura de paz.

El siguiente paso es ir más lejos y trabajar en todo el territorio, con las relaciones que construimos con las comunidades que habitan el mismo espacio que yo e inclusive con  la institucionalidad  propiciando espacios de diálogos entorno  a las políticas públicas y legislación. Todos esos son mecanismos que nos ayudan a tener una sana convivencia.

Los siguientes pasos a seguir en su pedagogía social, ¿son el acompañamiento y la transformación?.

Sí, el siguiente paso es el acompañamiento a través de modelos pedagógicos para sanar las heridas espirituales, porque las personas muchas veces tienen lesiones de discusiones y peleas del pasado con las que van acumulando odios y enemistades. Nosotros trabajamos con las personas para que logren llegar al perdón y a la reconciliación. Aquí no solo hablamos de la guerra, sino también de lo cotidiano, porque a través de acciones pedagógicas se puede tomar conciencia de cómo se pueden sanar heridas, este proceso de sanación  permite formar una comunidad más cohesionada.

El tercer componente de transformación social, tiene que ver con  la planificación de acciones cotidianas y  sencillas, es decir, acciones que nos permite transformar la forma en la que nos relacionamos, irradiando los escenarios comunitarios y las organizaciones sociales. Estos tres componentes son los sustratos de las acciones pedagógicas que desarrollamos  en el material y en la estrategia de semilleros de paz. Lo fundamental en esto es que los lazos sociales sean mediados por convenios y acuerdos que nos ayuden a la sana convivencia.

¿Cuáles cree que son los grandes retos y dimensiones a trabajar en las comunidades?

Tenemos unas dimensiones específicas en el proyecto institucional de la Corporación Educativa Minuto de Dios basadas en la parte espiritual, la parte cognitiva, afectiva y corporal, así como también la parte estética y la sociopolítica. Estas dimensiones no las inventamos nosotros, sino la UNESCO y nosotros las incorporamos y las hicimos parte de nuestros proyectos educativos institucionales. Son ellas los derroteros fundamentales para construir el gran reto: favorecer la formación integral de personas que elaboren relaciones en las que puedan convivir en paz y promuevan el desarrollo de los que habitan con ellos.

¿En qué consiste la estrategia “Semilleros de Paz” que van a iniciar  en el mes de octubre?

Con esta estrategia estamos buscando, a través de la metáfora de la semilla, facilitar la siembra de actitudes que den como fruto pequeñas acciones concretas en los diferentes contextos, respondiendo a la construcción de relaciones pacíficas, además queremos visibilizar cómo los ciudadanos participan en la construcción de acuerdos cotidianos que permiten fortalecer el Lazo Social colombiano, a pesar de los destrozos que la guerra y los conflictos  han ocasionado. La estrategia  busca formar agentes multiplicadores  en diferentes instituciones, inicialmente hemos focalizado 15 municipios de Colombia donde tenemos presencia institucional, en los que identificaremos a estos líderes que pueden ser personas de empresas o instituciones que se apropien de la estrategia. Nuestro fundador, el padre Rafael García Herreros siempre trabajó empezando por cosas pequeñas que iba replicando y multiplicando entre unas pocas personas, el resultado es que ahora el Minuto de Dios es una institución enorme que cuenta con 120.000 estudiantes, además atendemos 22.000 estudiantes a nivel nacional en todas las comunidades en las cuales trabajamos con un enfoque social de paz y sana convivencia.

Así mismo la estrategia “Semilleros de paz” promueve una gran movilización a través de sus talleres y en las redes sociales con herramientas como el hashtag #yosiembropaz, con el cual cualquier persona puede visibilizar sus acciones o actitudes de siembra de relaciones pacíficas y de sana convivencia.



conoce-nuestors-colegios


r9-pastoral
r7-alianzas
r10-inter

r92
r93
r94

video2