Un Minuto para la Democracia

Área de Ciencias Sociales

La construcción colectiva caracteriza un proyecto pedagógico democrático. No es posible implementar una propuesta democrática y en derechos humanos al margen de quienes la desarrollan. Este debe ser producto de la negociación con los participantes, en el cual todos aportan y adquieren compromisos.

No es posible construir un proyecto en Democracia en un solo momento, se requiere desarrollar una serie de pasos, tener en cuenta las diferencias de los miembros de la comunidad escolar, las dificultades y los obstáculos comunes a cualquier proceso de cambio.

Tener en cuenta su estado de desarrollo permite conocer la institución y sus relaciones con el contexto en el que se inscriben, para definir lo que debe mantener, potenciar y hacer crecer y lo que se debe transformar. Igualmente, para determinar las propiedades en los procesos porque no puede transformarse todo al mismo tiempo. Es desde este contexto que cada maestro interroga su práctica y remueve hacia su transformación; esto permite que la creatividad de cada uno de ellos tenga su espacio de expresión y converjan hacia un mismo fin.

El Colegio el Minuto de Dios, en este Proyecto pretende ser netamente democrático no sólo porque permite el acceso y permanencia de niños y jóvenes a ella  sino  porque ofrece espacios para la participación y organización. La democracia también se expresa en las posibilidades de acceso al conocimiento, tanto en sus contenidos como en las forma de acercarse a él. Romper la tradición autoritaria, en la cual el maestro es el poseedor de la verdad y exige un conocimiento memorístico de los estudiantes y su entorno, para investigarlos, recrearlos y articularlos a los conocimientos éticos, estéticos, científicos y tecnológicos.

La enseñanza de los derechos humanos no sólo un ejercicio pedagógico, es un Proyecto Educativo democrático en derechos humanos donde se requiere de la interdisciplinariedad de todas las áreas del conocimiento. En la construcción de un proyecto democrático en la perspectiva de los derechos humanos no sólo afecta la organización de la convivencia escolar sino a toda la gestión escolar, y él enfoque que se le da no sólo es pedagógico sino que su saber y fundamentación requiere un tratamiento multidisciplinario (diálogo constante de las asignaturas).

Los derechos humanos vistos como un código consciente producto de la lucha de seres humanos concretos contra la dominación y la injusticia, requiere ser puestos en vigencia aquí y ahora, y son un imperativo moral de la solidaridad con todos los seres que sufren su incumplimiento por tanto el proyecto Educación para la democracia y formación para la paz, debe trabajar, además de una manera preventiva dado que se juega en el terreno cultural y, en ese sentido, sus efectos se verán a corto mediano y largo la construcción colectiva caracteriza un proyecto pedagógico democrático. No es posible implementar una propuesta democrática y en derechos humanos al margen de quienes la desarrollan. Este debe ser producto de la negociación con los participantes, en el cual todos aportan y adquieren compromisos.

No es posible construir un proyecto  en Democracia en un solo momento, se requiere desarrollar una serie de pasos, tener en cuenta las diferencias de los miembros de la institución escolar, las dificultades y los obstáculos comunes a cualquier proceso de cambio. Tener en cuenta su estado de desarrollo permite conocer la institución y sus relaciones con el contexto en el que se inscriben, para definir lo que debe mantener, potenciar y hacer crecer y lo que se debe transformar. Igualmente, para determinar las propiedades en los procesos porque no puede transformarse todo al mismo tiempo. Es desde este contexto que cada maestro interroga su práctica y remueve hacia su transformación; esto permite que la creatividad de cada uno de ellos tenga su espacio de expresión y converjan hacia un mismo fin.

En este Proyecto pretende ser netamente  democrático no sólo porque permite el acceso y permanencia de niños y jóvenes a ella  sino  porque ofrece espacios para la participación y organización. La democracia también se expresa en las posibilidades de acceso al conocimiento, tanto en sus contenidos como en las forma de acercarse a él. Romper la tradición autoritaria, en la cual el maestro es el poseedor de la verdad y exige un conocimiento memorístico de los estudiantes y su entorno, para investigarlos, recrearlos y articularlos a los conocimientos éticos, estéticos, científicos y tecnológicos. La enseñanza de los derechos humanos no sólo un ejercicio pedagógico, un Proyecto Educativo democrático y en derechos humanos requiere de la interdisciplinariedad.

La construcción de un proyecto democrático en la perspectiva de los derechos humanos no sólo afecta la organización de la convivencia escolar sino a toda la gestión escolar, y el en-foque que se le da no sólo es pedagógico sino que su saber y fundamentación requiere un tratamiento interdisciplinario.

Los derechos humanos vistos como un código consciente producto de la lucha de seres humanos concretos contra la dominación y la injusticia, requiere ser puestos en vigencia aquí y ahora, y son un imperativo moral de la solidaridad con todos los seres que sufren su incumplimiento por tanto el proyecto Educación para la democracia y formación para la paz, debe trabajar, además de una manera preventiva dado que se juega en el terreno cultural y, en ese sentido, sus efectos se verán a corto mediano y largo plazo. Con este proyecto de educación para la Democracia y la Convivencia se busca fomentar en la comunidad educativa una mejor participación democrática que permita una sana convivencia en el proceso de formación ciudadana, la toma de decisiones en la solución de conflictos y el cumplimiento con sus deberes y derechos dentro del Colegio. 

El proyecto da respuesta a los principios que inspiran la Constitución Nacional, en cuanto al ejercicio de una democracia representativa y participativa.  Representativa porque se fomenta el candidatizar a personas de la Comunidad Educativa que llenen los requisitos necesarios para el desempeño de determinadas funciones en las dinámicas sociales

El proyecto da cumplimiento a lo dispuesto en la ley 115 en su art. 14 literales a y b del 8 de febrero de 1994, el decreto 1860 en su art. 36 del 3 de agosto de 1994 y en la Ley 1029 de junio 12 de 2006.  

Objetivos

 

  1. Generar sentido de pertenencia en la familia y la institución para, desde el ejercicio democrático aportar a la sociedad.
  2. Vincular a la comunidad educativa en el proceso de formación democrática para generar y mejorar los espacios de convivencia y tolerancia, según la ley 1620 del 2013
  3. Preparar a los estudiantes para ejercer su deber y derecho al voto, hoy como miembros de una comunidad educativa y en un mañana como ciudadanos que elijan con acierto a sus gobernantes.
  4. Fomentar el sentido de la Responsabilidad para con la institución y la comunidad educativa del  Colegio el Minuto de Dios.

 

 

admisiones-colegio-siglo-xxi
r2-10
r4
rcronograma
r3-circulares
uniformes
r5-videos3
r4-galeria
r5-utiles-2
r5
r6
r7